9/9/13

Experiencia, Honor y Alineamiento (1 de 3)

Aquí se entra en ya en un tema espinoso. Todo el mundo tiene claro más o menos cómo va lo de la experiencia en el género mazmorreril: matas cosas y ganas experiencia. Matas suficientes cosas y subes de nivel para poder matar cosas más grandes. Es una escalada peequística que se enreda a sí misma en una espiral de más mostros para ganar más experiencia para matar más mostros para ganar más experiencia...

Nada que no sepamos, pero el género es así. Y, oye: la cosa es que así es como lo queremos. De tal manera, en Hackers aÑd Slayers se potencia esto, y además, las discusiones por los peequis (PEX en HñS): tenemos PEX por ganar en el combate, lo típico, todo el mundo gana experiencia por ganar, tenemos experiencia por sobrevivir, por participar, por estar simplemente presentes, y por dar el golpe que da matarile, los siempre vipilendiados puntos por muerte:

En HñS Básic hay seis niveles de experiencia, que van de nivel 1 a nivel 6 Senior (cuidao, no en este blog: en este blog sólo aparece el HñS que será necesario para jugar la 1F: Canción de Mío Zid: niveles 1 a 3 Sr.)


Ganas experiencia por matar mostros, enfrentarte a desafíos y hasta sólo por jugar. Aunque el MÁSTER te puede dar recompensas adicionales y en cantidades mayores, lo normal va a ser que ganes PEX por tener ideas geniales, dar usos extraordinarios a habilidades extraordinarias, sacar al grupo de apuros, por hora de juego... Vamos, más o menos lo de siempre, por lo que has ganado experiencia de toda la vida.

Cuando has ganado experiencia suficiente para subir de nivel, pasan tres cosas: 

Primera: necesitas descansar. Cuando descansas una noche, pasa la segunda.

Segunda: subes de nivel. Lo que viene a ser que donde eras de nivel X ahora eres de nivel X+1. Inmediatamente, todas las cosas que dependen de tu nuevo nivel, mejoran: si en tu nuevo nivel de mago puedes preparar más hechizos, pues ya puedes prepararlo. Si en tu nuevo nivel de ladrón haces un dado más de puñalás traperas, lo haces. Si cambian tu PAC0 o tus TS, pues mejoran.
con empeño y dedicación hasta el luchador
más humilde y desconocido es capaz de
ascender hasta las cimas más elevadas

Tercera: entrenamiento. Cuando tengas un rato, tienes la posibilidad de entrenar. Aquí tu Honor (que aún no he explicado, estoy por hacerme un +1 a mí mismo: muy bien, Carlos, muy bien, chavalote, así se aliena a la audiencia) es de una importancia acojonante, ya que tu Honor es igual a la cantidad de Montajes de Entrenamiento que tienes entre niveles.

Durante el nivel, mientras estés ganando experiencia, cada vez que usas una habilidad con éxito, te la marcas ("la marcas" = "haces una marca al lado en la hoja"). Con tus MEnt. puedes hacer varias cosas: intentar subir habilidades marcadas, intentar aprender habilidades nuevas, invertir MEnt en intentar subir tus características... 

En una semana un personaje puede usar seis MEnt, con su coste (simbólico) y tal. Puedes buscar y contratar un maestro que te ayude en tus tiradas de aprendizaje, pero cuestan dineros. Que alguien me recuerde que dedique una entrada al entrenamiento, los costes y los maestros.

Cuando se te acaban los MEnt borras todas las marcas y vuelta a empezar.